Belize, historias hechas canciones

Hablamos con Ángel, principal componente de Belize, y nos cuenta cómo ha sido la creación del primer álbum, cómo se vive una gira desde dentro, sobre sus referentes, su opinión sobre la vida de rock star y como no, sobre mucha música y el futuro (muy prometedor) del grupo.

¿Quién forma Belize?

Es difícil de contestar. Belize lo inicié junto a Ignacio, con quien también había trabajado en otro grupo, Pete Bombastic. Más adelante fuimos incorporando a otros músicos: Pablo, Vicente, Juan, María y mi hermana Ana. Lo que al principio era un grupo pequeño y más conceptual más adelante se transformó en una banda de varios músicos, la mayoría amigos o antiguos miembros de Pete Bombastic. Pero conforme hacíamos la gira varios abandonaron el proyecto.

Ahora mismo Belize es un grupo abierto, yo escribo y compongo, grabo con Pablo y a veces colaboran María, Vicente o mi hermana. No entiendo las formaciones musicales cerradas, creo que eso tiene que ver con un esquema más enfocado al directo, a las salas de ensayo y a los viajes en furgoneta. Y Belize nunca fue eso, fue una visión personal y me asocié con gente en la que confiaba y que quería hacer lo mismo que yo.

¿Cómo es vuestro proceso de composición?

Por lo general no separamos la creación de la música de la creación visual, hacemos a la vez las imágenes o el vídeo. De cada canción que creamos hacemos los videoclips, posters… cuidamos mucho la estética, todo forma parte del mismo proceso.

belize_zatromagazine

¿Y el de grabación?

El 90% de las canciones las escribo y compongo yo (no las tocamos antes de grabarlas), las grabamos en el estudio de casa de Pablo, allí trabajamos la canción a base de prueba y error. Normalmente no tocamos los temas juntos, sino que vamos añadiendo capas de instrumentación sobre el proyecto. Dedicamos mucho tiempo a grabar la música produciéndola de la mejor forma que podemos con los medios de los que disponemos. Lo demás, las imágenes del disco, vídeo y música lo producimos nosotros. Esa es la escencia del grupo, hacer el proceso un poco de forma artesanal.

Más adelante, contamos con la ayuda de otros profesionales, como Hans Krüger, que es un excelente productor, o Luca Petrica, que estuvo al cargo de la mezcla. Otros amigos que también estuvieron involucrados en el proceso fueron Henry D’Arthenay (la Vida Boheme) y Juan Berbín (Seward).

¿Quiénes son tus referentes a la hora de componer?

No tengo unas referencias muy claras por así decirlo, me gusta fijarme según la intencionalidad de la canción, escucho mucha música y de ella salen las referencias, ya sea por el orden de la secuencia de acordes, cómo han grabado una batería, el estilo de un bajo… Me pueden influir muchos grupos de música de diferentes géneros, me pongo a tocar y sale de forma natural.

Yo creo que mayoría de capacidades creativas de una persona tienen que ver con lo que ves escuchas, entiendes… es decir, por ejemplo, es muy difícil componer música electrónica sin haber escuchando algo antes.

 Vuestro álbum lo tituláis Belize, como vuestro grupo. ¿Por qué?, ¿es una declaración de intenciones?

¡Sí! En el fondo creo que el título de un álbum tiene que ver con alguna canción o concepto, pero lo que nosotros quisimos hacer con este trabajo fue centrarnos en el universo Belize, un universo de cosas en el que están todos los elementos que hemos ido creando en las canciones: faros, referencias a las Landas Francesas, las mascaras tribales de Tik’al… No queríamos que se desviara la atención del álbum con un título, queríamos remarcar bien la esencia del disco.

belize_zatromagazine4

¿Qué querías transmitir con este trabajo?

Buscábamos varias cosas, la primera es en cuanto al punto de vista del oyente, queríamos recuperar un estilo de canción amable. Hacer algo original es difícil de enfocar y ser especial por ser especial no era una opción. Queríamos que fuera un oasis dentro del ruido de la ciudad, recuperar la canción de hoy: ponerte los cascos, escuchar música y evadirte.

Admiro a Pink Floyd por sus discos conceptuales, hilados de principio a fin, y quería eso desde el principio. Ese fue el reto y el enfoque que quise darle para Belize. Intentamos trabajar poco a poco las canciones de modo que fueran independientes entre ellas pero que tuvieran una conexión. Por ejemplo, Egos es rollo tropical, con un sonido amable, guitarras orgánicas… Tik’al en cambio, es un poco más electrónica, pero todas guardan cierta armonía entre ellas. Es decir, que de principio a fin estuviera todo conectado, mismo estilo de voz, dinámica, pero que a la vez se entendiera por separado.

Eres un músico un poco atípico…

Bien, todo lo que tiene que ver con el proceso creativo es lo que más me apasiona, pero es verdad que la parte del directo, por ejemplo, un aspecto muy importante para nosotros, no me gusta en exceso. Tampoco me atraen demasiado las giras, los viajes en furgonetas…

Creo que el directo es algo imprescindible, pero no sabes hasta que punto tienes que decir basta, hacemos conciertos por los fans y porque los disfrutamos, sí, pero la gira desgasta muchísimo, por eso no vamos a tocar este año.

belize_zatromagazine2

¿Cómo estáis viviendo la industria como músicos emergentes?

Bastante bien, he encontrado mucho apoyo nada más empezar. Cuando fichamos por Warner Music no teníamos casi nada, había hecho algunas maquetas, tocado en algunas salas con el grupo que tenía antes de Belize, pero no tenía mucha experiencia, así como tampoco la tenía nadie que formara parte del grupo. María venía del conservatorio, de otros grupos… mi hermana nunca antes había subido a un escenario, tampoco habíamos tocado los 6 en directo.

Lo normal antes de llegar hasta este punto es haber hecho muchos conciertos y giras, pero nosotros no teníamos ni idea, nos llegó todo muy pronto. Teníamos las cosas claras pero no sabíamos cómo hacerlas, poco a poco hemos ido avanzando en este aspecto.

Pero la industria la hemos visto poco, lo que nosotros conocemos no es representativo. Hemos tenido suerte de contar con Warner Music y Hook Management, me han dejado libertad de creación y me han apoyado mucho. Al final el objetivo es componer lo que uno quiera y poder defenderlo en el directo allí donde vayas.

¿Cuales son vuestros objetivos a corto y largo plazo?

Volver a conectar con los orígenes. Ahora que hemos vuelto de la gira, lo que me interesa es mantenerme en un estado de inquietud y paz, estar tranquilo para concentrarme en la composición de un nuevo disco sin importar el tiempo que necesite para acabarlo. ¡Y lo que venga!

Para finalizar, ¿alguna anécdota a contar de vuestros últimos conciertos?

En nuestro primer concierto, en Sonorama Ribera 2015, tuvimos una avispa volando por los micrófonos y poniéndonos más nerviosos de lo que estábamos (risas).

También recuerdo También recuerdo que durante el mastering en Londres cuando salimos del metro nos encontramos a Damon Albarn (Blur y Gorillaz) sacando dinero de un cajero. En general son muy buenos recuerdos.

Siguiente

Pedro Vian, exquisita electrónica en su nuevo LP

Siguiente

CINCO MINUTOS CON @CARLOTTACOSI