portada

Frescura y sensibilidad siempre presentes, palabra de Eric Iocco

Eric es un artista de 21 años de Barcelona en su cuarto año de Bellas Artes. Nos cuenta que durante estos años,  su vida artística ha ido ligada a diferentes disciplinas artísticas como la fotografía, el dibujo o la pintura. Pero cierto es, que estas dos últimas le han cautivado más que ninguna.

lklk

¿Cómo empezó tu relación con el arte?

Nació justo antes de empezar la cerrera, con un enorme interés por la pintura de vanguardia y las revistas de moda de los años ochenta. Quería investigar el mundo de la pintura y de la moda, y también sus calamidades.  A causa de mi interés por estos dos mundos, siempre he intentado dibujar y pintar por y para mí, sin dar explicaciones a nadie. No intento crear arte para romper reglas ni para desafiar los sistemas existentes, sino para descubrir el significado de aquellas cosas que me interesan.

ericiocco-1

¿Qué son para ti la pintura y el dibujo?

 Son dos caminos muy contrarios, pero creo que algún día se unirán. Durante estos cuatro años de carrera he pasado muchísimas horas dibujando rostros, cuerpos y pintando con acrílicos para llegar a la expresión adecuada, a la combinación de colores acertada. Crear mi propia paleta de colores, donde constan las combinaciones de colores que ya funcionan, es algo en lo que he trabajado y seguiré trabajando.

En tu obra recurres mucho a la imagen de la mujer.

Me gusta representara a una mujer fuerte e independiente. Creo que desde hace años se cuestiona mucho la forma en que las mujeres tienen que ser definidas visualmente, como se retocan sin corazón las imágenes de las que son protagonistas. Esa no es la herramienta o medio, por el cual se tenga que representar a una mujer. Por ello intento utilizar mi sensibilidad y todo lo que tengo que decir al respecto para intentar cambiarlo. Creo que ésta también es una buena manera de descubrir quién eres, y con un poco de suerte, descubrir algo más grande que tú mismo.

¿Qué poder crees que puede tener un dibujo?

Pienso que un buen dibujo es el que cambia al espectador, y para ello tiene que ser eficaz. Tienes que saber qué representas, nutrirte de muchos campos visuales diferentes pero sobre todo, tener un punto de vista propio. No me gusta fijarme demasiado en otros artistas, quiero seguir mi propio camino. Con mis dibujos intento hacer un viaje de auto introspección a través de la identidad de la persona retratada,  capturar lo que no se puede mostrar en la superficie, aquello que no podemos ver. Muchas veces pienso en encontrar y definir el sentido de mi proceso creativo, ya sea pintando o dibujando, pero pienso que cuando lo encuentre dejará de interesarme por completo. Siento que el proceso creativo muchas veces es inconsciente y bastante impulsivo, y eso es verdaderamente bello para mí.

Siguiente

Alba Blázquez, dualidad improvisada

Siguiente

Gemma Gené: cuando envolver objetos y reflejar el entorno tiene nombre propio