Fran Munyoz, cuerpos de desafecto

Hablamos con Fran Munyoz, alguien que decidió apostar por dedicarse a ser él mismo, expresar sus sentimientos a través de recortes, pinceladas o moldeando una escultura. Artista del desamor y de plasmar sus experiencias sin filtros y rodeado por una atmósfera de total libertad.

¿Cómo y cuándo nació la idea de ser artista?

A nivel profesional, desde que accedí a la carrera de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales. Recuerdo que mi abuela siempre me decía que había escogido un grado que apenas tenía salida laboral, pero a mí me daba igual, sentía que había nacido para crear y decidí ser valiente e ir a por todas.

¿Qué era lo que más te gustaba dibujar de pequeño?, ¿le encuentras alguna relación con lo que haces hoy en día?

Si os soy sincero, no lo recuerdo, estuve una larga temporada sin dibujar porque no creía que pudiera hacer del arte mi trabajo. En mi familia nadie es artista, y en mi pueblo no hay museos de arte ni nada parecido, estaba muy desinformado. Fue más adelante, cuando tuve criterio propio y por así decirlo, una personalidad más formada, cuando me di cuenta de esa necesidad que tenia por exteriorizar mis sentimientos a través del arte, hasta el punto de que si no lo hacía podía llegar a deprimirme.

franmunyoz_zatromagazine1

Utilizas una técnica muy especial en la mayoría de tus obras, el collage, ¿qué te atrae de él?

El collage ha formado parte de mi trabajo hasta la fecha, aunque ahora estoy experimentando con nuevas técnicas y posiblemente cierre esa etapa. Pero en su momento me aportó mucha seguridad, limpieza y me ayudó a aprender a componer, ser sintético y decir más con menos.

¿Qué diálogo estableces con tu obra?

Depende del momento y  de lo que sienta. Muchas veces puedo ser muy dulce aplicando la pintura sobre el soporte, como si estuviera acariciando a alguien a quien quiero. Pero otras veces necesito descargar todo lo que llevo dentro y soy muy sistemático, esporádico e incluso algo violento. Al final me da igual con qué material esté realizando la obra, con qué técnica (pinceles, trapos, manos …) lo que me importa es que cuente justo lo que estoy queriendo expresar en ese momento.

franmunyoz_zatromagazine

Casi siempre vemos la soledad o melancolía representada en una mirada, postura o, ¿en un círculo?

Es cierto que represento la soledad, la melancolía, etc. Pero he de decir que lo del circulo viene porque durante la carrera empecé a diseñar carteles y empleaba muchas veces composiciones que integraban círculos, y fue algo que me gustó mucho y lo he continuado utilizando.

Las rosas están muy presente en tu obra, ¿qué sentimiento hay detrás de ellas?

La última vez que creí en el amor regalé rosas. Desde ese momento, integro el desamor o el ”no amor”, como a mi me gusta llamarlo, en mis obras a través de ese elemento.

franmunyoz_zatromagazine7

¿Qué obras te han marcado personal y profesionalmente? ¿Por qué?

En una entrevista dije que la obra que más me gustaba era ”El Sueño” de Picasso, pero realmente no tengo una obra favorita. Admiro a todos los artistas (excepto a Saura, que lo odio) y a la gran mayoría de sus obras, siento que puedo aprender de todas, o incluir algún elemento de ellas en mis obras, adaptándolo a mi estilo, claro. Sí es cierto que en cada etapa he tenido en cuenta ciertos referentes, pero nunca me he centrado en una única obra.

Hemos visto que has iniciado un nuevo proyecto de escultura, ¿nos podrías contar algo sobre él?

La escultura se titula ”El cabezón” y simplemente es un breve calentamiento para el proyecto de escultura que llevo incubando en mi cabeza durante dos años. No puedo comentar mucho más, prefiero que se vea todo una vez esté preparado.

¿Qué otros proyectos te traes entre manos?

Ahora mismo encerrarme en el estudio a producir a tamaños enormes y cargados de experiencias que he vivido este último año, sin importarme si se ve o no mi estilo anterior, simplemente crear sin ningún tipo de atadura, que para eso existe el arte, para que podamos sentirnos libres aunque solo sea por un momento.

¿Cuales son tus productos favoritos de Zatro?

Siguiente

Martina Matencio, la magia fotográfica de Lalovenenoso

Siguiente

Caspa, lo nuevo de La Mandanga