Martina Matencio, la magia fotográfica de Lalovenenoso

La fotógrafa Martina Matencio nos cuenta que ”la luz es un aspecto muy importante para mi y para mi trabajo, no puedo vivir sin ella, es la fuente de mi inspiración. La fotografía es luz”, descubre en profundidad sus imágenes y a la persona que hay detrás de ellas a través de sus palabras.

martinamatencio_zatromagazine14

Antes de fotografiar para tu propia marca, Luna de Marte ¿cuál era tu relación con la fotografía?

Desde pequeña he tenido un gran interés por la fotografía y el arte en general, más tarde conocí a un fotógrafo y mi interés fue creciendo. Realicé mi trabajo de final de grado fotografiando a niños de un centro de enfermedades mentales y ahí es donde pensé: la fotografía es mi vida.

¿Crees que la figura de la mujer es un buen medio para comunicar una idea o sentimiento?, ¿por qué?

Cualquier figura humana es un buen medio para comunicar, somos seres con mucha capacidad de expresión, es decir, una sonrisa puede decir mucho, al igual que una lágrima. No fotografío a mujeres únicamente por su belleza, hay una fuerza que me une a ellas, algo que me empuja a querer siempre fotografiarlas, y siempre descubro detalles nuevos en sus figuras. Creo que la conexión que puedo llegar a alcanzar con una mujer no la siento todavía con un hombre.

En muchas fotos tuyas podemos percibir una conexión entre la modelo y la naturaleza.

Me gusta la naturaleza, me gusta la palabra natural, me gusta unir al ser humano en ese espacio tan grande y lleno y a la vez tan vacío como es la naturaleza.

 ¿Existen momentos perfectos que fotografiar?

Lo bueno de hacer fotos es que siempre es el momento, por eso me gusta tanto. No existe ningún instante que no puedas captar con una cámara.  Cuando estoy haciendo fotos a veces siento que es la primera vez que lo hago y siento una emoción muy especial, es muy satisfactorio.

 Cuéntanos un poco como fue fotografiar para Lula Japan. 

La primera vez que trabajé para ellos fue el verano pasado en Japón, Lula Japan estaba dentro del proyecto,  pero hice fotos para la marca Maison de Reefur. Fue la experiencia más alucinante de mi vida, sentí que estando lejos o cerca de casa podía hacer mi trabajo igual. Obviamente era una producción grande con miles de reuniones, pero el objetivo y el resultado, es expresarme como me expreso siempre. Hace poco volví a trabajar para Lula, y como ya he dicho, la experiencia fue única.

¿Sientes que este será un momento que marque un antes y un después en tu carrera?

Claro, es uno de los trabajos más grandes que he realizado en mi vida, únicamente por la experiencia y los momentos que me llevo de Japón ya está marcando un antes y un después. ¡Que viva Japón! (risas).

martinamatencio_zatromagazine7

¿Cómo encuentras a tus modelos? ¿Alguna vez has parado a alguna chica por la calle?

Normalmente me contactan ellas a mi aunque con Instagram es muy fácil encontrar a chicas con las que colaborar. Me gustaría fotografiar a todas, pero no tengo tiempo (risas). Recibo emails de chicas que quieren hacer fotos conmigo y es una gran suerte. Primero les hago fotos para Luna de Marte y luego las fotografío para campañas.

Recuero que una vez paré a una chica por la calle y fue una una experiencia genial. Puedes tener un mal día, pero creo que a todos nos alegraría que nos parasen por la calle para hacer fotos (risas).

¿Cómo trabajas la relación con la chica que fotografías mientras haces las fotos?

Lo bueno es que tengo la sensación que, aunque no me conocen, conocen mucho mi trabajo, y a veces no hacen falta ni palabras. Voy disparando, en ocasiones les indico hacia donde mirar, pero muchas veces ellas adoptan las posturas o miradas que imagino. Durante la sesión se crea una conexión bastante armónica y silenciosa que me transmite una tranquilidad brutal y para ello, ellas tienen que sentirse cómodas, así que es un aspecto en lo que trabajo siempre.

¿Cómo de diferente fue hacer la campaña para Malababa a las sesiones que sueles hacer con modelos? ¿Qué aprendiste de esa diferencia?

Trabajé el año pasado para ellos y ahora he hecho la campaña de verano. Es lo mismo de siempre, yo misma busco las modelos, en esta ocasión hice los estilismos con la ropa de Malababa,  también me encargué de la dirección de arte… excepto el peinado y maquillaje que lo hizo Ube HairStyle. Realizar las fotos para Malababa no fue nada diferente a las sesiones que suelo hacer, haga el encargo que haga, siempre pienso que es el momento para ser yo misma y dejarme llevar. Siempre hago lo que quiero, dependiendo del cliente para el que estoy trabajando, claro. En el caso de Malababa, confían mucho en mi y en mi libertad.

¿Qué es lo primero que piensas cuando acabas una sesión?

En descargar las fotos y en que no podría vivir sin fotografiar. Necesito ver el material, muchas veces ver la foto en una pantalla no tiene nada que ver con verla por el visor, la idea es la misma pero se percibe de otra manera.

¿En qué proyectos te veremos sumergida próximamente?

Stendhal Books va a publicar mi libro de fotografía y poesía con la actriz Alba Ribas, es una editorial maravillosa, estoy super feliz de caminar juntos en este proyecto. En principio era medio secreto pero estoy tan entusiasmada que lo digo a mares, pero ya no puedo decir nada más.

martinamatencio_zatromagazine8

 

¿Cuales son tus productos favoritos de Zatro?

Siguiente

Mina Hamada, imaginar la obra y descubrir el entorno

Siguiente

Fran Munyoz, cuerpos de desafecto