Pavvla, entre lo acústico y la electrónica

Lo que durante mucho tiempo fue un medio para escapar del mundo real, hace unos años se convirtió en la realidad que siempre ha buscado, convertir su pasión por la música en su día a día, pero no fue hasta su llegada a Brighton que no se sintió realmente música. Hablamos con ella para descubrir a Pavvla. 

Eres actriz y músico, ¿qué es lo que más te atrae de estas dos disciplinas?, ¿tienen algún punto, para ti, en el que se encuentren?

Lo que más me atrae de ellas es curiosamente ese punto en el que se encuentran. Ambas son formas de contar historias, y además son muy terapéuticas para mí, recibo la misma satisfacción al desaparecer un ratito tocando, produciendo música que interpretando a un personaje.

 ¿Cuál ha sido, desde pequeña, tu relación con la música?, ¿qué era lo que más te gustaba crear en relación a ella?

Siempre había sido un hobby. Desde muy pequeña me ha gustado mucho cantar y cuando entré en la adolescencia, como a muchos adolescentes, la música me sirvió como vía de escape. Escuchar música y escribir era de las pocas cosas que me hacían feliz.

¿En qué momento decidiste definitivamente abrirte camino en el mundo de la música y ser Pavvla?

Hace un año y medio aproximadamente,  Luup Records se puso en contacto conmigo, la discográfica con la que trabajo actualmente. Fue entonces cuando empecé a ver que quizás podría ser algo más que un hobby.

Fotos de Katrin Vankova

 ¿Por qué un nombre artístico?

Quería encontrar un nombre fácil y sencillo, además, Pavvla no tenía ninguna entrada en google y me gusta como se ve escrito. ¡Por entonces no me podía imaginar que un año después estaría contando esta historia cada día!

Estudiaste composición en Brighton, ¿cómo de diferente viviste el sector allí en comparación a Barcelona?

En Brighton asistí a Brighton Institute of Modern Music, nunca antes había ido a una universidad de música. En esa ciudad encontré muchísimos más estudiantes de música (y más bachilleratos y universidades) que en Barcelona.

Creatures es tu primer álbum, ¿cómo estás viviendo la experiencia?

Empecé gran parte del álbum en Inglaterra, escribía sobre experiencias y pensamientos que me pasaban por la cabeza, como siempre he hecho. Cuando llegué al estudio para empezar a producir las canciones, pusimos todas los temas y las demos que había hecho y entre ellas escogimos diez definitivas. Quería encontrar un sonido que fuese el punto intermedio entre lo acústico y lo electrónico, y la verdad es que estoy muy contenta con el resultado. Nos volcamos totalmente con el álbum, sabía que gustase o no al publico, estaría muy orgullosa de lo que había conseguido. Parece que a la gente también le gusta, cosa que no deja de sorprenderme y me hace muy, ¡muy feliz!

Foto por Cristina Neira

¿Qué proceso compositivo llevas a cabo cuando escribes una canción?, ¿qué papel juega tu imaginación y vivencias personales en ello?

Normalmente empiezo escribiendo frases o versos en mi móvil o en el ordenador, ideas que me vienen en el tren o paseando, después tocando con la guitarra o el piano, me salen melodías que  intento juntar con las letras.

Otras veces viene la letra y la música a la vez. Siempre nacen de experiencias reales, aunque lo romantice todo mucho. Me gusta vivir en mi mundo de fantasía más que en el real, me parece más divertido.

Este verano abriste para Birdy en el Festival Jarins de Pedralbes.

¡Sí! No me lo podía creer cuando me lo dijeron. Hace años la escuchaba muchísimo, la admiro por haber conseguido todo lo que ha hecho siendo tan joven. Después de abrir para ella la pude ver en directo por primera vez y me enamoré de nuevo.

Foto por Katrin Vankova

¿Qué diálogo te gusta establecer con tu público en los directos?

Cuando me subo al escenario me gusta contar historias, que el publico esté lo máximo implicado en el concierto. Me lo paso muy bien interactuando y hablando con ellos, así también puedo romper un poco la “barrera” de artista y público. Al fin y al cabo todos los que vamos a conciertos, ya sea para tocar o para ver y escuchar al artista, estamos allí por el mismo motivo, nos une un mismo interés, para mí asistir a un concierto es una experiencia mágica por ese motivo. Soy muy consciente del lujo que es estar en un escenario y unir a un grupo de gente de vez en cuando.

¿Qué planes de futuro tiene Pavvla?

Este verano y hasta finales de año, tour, ¡tocar lo máximo posible! Aunque también tengo ganas de volver a entrar en el estudio y crear canciones nuevas, aún tardaré un poco en hacerlo, prefiero ir despacio y tomarme un tiempo a hacerlo todo rápido y mal.

¿Cuáles son tus productos favoritos?

Pincha aquí para escuchar la playlist que Pavvla ha creado para Zatro.

Siguiente

Cinco minutos con @SOFIAELLAR

Siguiente

Holy Bouncer, historias en piezas musicales