Violeta Noy para Zatro con modelo Alma Jeans

Violeta Noy, creatividad como actitud

Un buen momento vivido de pequeña fue suficiente para desarrollar en Violeta un entusiasmo por el dibujo, y a medida que pasaba el tiempo, fue creciendo hasta convertirla en la fantástica ilustradora que es hoy. Hablamos con ella para conocer su trabajo y a la persona que hay detrás de él.

Háblanos un poco sobre tus inicios en el mundo de la ilustración. ¿Recuerdas el momento en el que decidiste dedicarte a ello?

Recuerdo que cuando era pequeña, mi hermano mayor me dio papel y lápiz y me enseñó como dibujar muñecos de palo, probablemente con la intención de que le dejara en paz un ratito. Me encantó, y aquí estoy ahora.

Estudiaste Bellas Artes en Barcelona y posteriormente hiciste un master de ilustración en la Universidad de Falmouth en Inglaterra, ¿qué te aportó personal y profesionalmente? 

Falmouth fue perfecto, es un pueblecito precioso en la costa de Cornualles con una universidad de arte genial. Tanto mis tutores como mis compañeros de master eran gente super interesante, nos pasamos un año entero trabajando una muchas horas y haciendo barbacoas en la playa el resto del tiempo. Al volver tenía un portafolio mucho mejor de lo que hubiera podido conseguir sola, y amigas que aún conservo, de hecho tenemos una cita anual en la feria de ilustración de Bologna.

7-violetanoy

¿Qué técnica utilizas?, ¿qué es lo que más disfrutas de ella?

Pinto únicamente con Photoshop, desde los bocetos hasta el arte final. Me encanta su versatilidad y lo rápido que puedo cambiar la dirección de cada pieza.

¿De qué te nutres creativamente?

Es una mezcla de todo un poco: Pinterest, libros, viajes, muebles bonitos, los colores de las puertas de Barcelona… Me paso el día atenta, coleccionando cosas interesantes, así cuando estoy atascada puedo buscar en las fotos del móvil o en Pinterest y encontrar un punto de partida.

5-violetanoy 2-violetanoy

El azul es un color muy presente en tus ilustraciones, ¿qué representa para ti?

No lo tengo muy claro, la verdad. Uso un rojo y un amarillo bastante fuertes al pintar, así que creo que el azul, al ser más limpio y fresco, los equilibra.

8-violetanoy

¿Qué es lo que más te atrae de tu rutina como ilustradora?

Llevar mi propio horario es lo que más me gusta y más odio a la vez. Está muy bien porque me organizo el día para ser más productiva y no perder horas y horas haciendo algo que no va a funcionar. El problema es que no sé muy bien cuando parar de trabajar y las jornadas laborales se estiran y se estiran. Eso, junto que trabajo desde casa, hace que sea un poco difícil separar lo profesional de lo personal.

Has expuesto muchas veces en Italia, ¿cuál es tu relación con ese país?

Hice un Erasmus en Bologna durante el último año de universidad y allí conocí a profesoras estupendas. El departamento de grabado de la facultad de Bellas Artes tiene lazos con el de la universidad de Bologna, así que fueron organizando exposiciones a las que fui invitada.

¿Puedes imaginar tus ilustraciones con otra técnica?, ¿tienes pensado probar algo nuevo?

Durante la carrera hice mucho grabado y me gustaría retomarlo. Te obliga a ser económica con las formas y los colores, a pensar mejor las imágenes. Quizás este sea el año que vuelva a los talleres.

¿Cuáles son tus productos favoritos de Zatro?

Siguiente

Caspa, lo nuevo de La Mandanga

Siguiente

Mònica Figueras, de su cámara a ti